La magia de los almendros en flor en Santa Inés

4 Febrero, 2019

El valle de Corona se encuentra en el norte de San Antonio, concretamente en el municipio de Santa Inés. Este valle posee la ruta de los almendros más conocida de la isla, por su encanto rural y naturaleza campesina. Conforme te adentras por sus senderos te invade una sensación de tranquilidad y calma total, ideal si lo que buscas es tu momento de paz huyendo del ajetreo invernal.

A final de enero y durante el mes de febrero, estos árboles florecen, creando un paisaje único muy frecuentado por los ibicencos y viajeros que en ese momento visitan la isla.

 

La magia de los almendros en flor en Santa Inés 1

 

Es un plan ideal para el fin de semana, ya que en un día se puede hacer una excursión preciosa con plan gastronómico incluido. Hay que hacer una parada obligatoria en la iglesia de Santa Inés, (que da nombre a este pequeño municipio) es el punto de partida de la ruta senderista, desde donde además salen grupos de caminantes que prefieren recorrer el camino en compañía. Esta iglesia del más puro estilo ibicenco, es símbolo identificativo de este pueblo, que se encuentra rodeado por altas colinas a las que sigue un verde valle.

 

La magia de los almendros en flor en Santa Inés 2

 

A mitad de recorrido verán una zona de bosque a la derecha, con un pequeño restaurante: Las puertas del cielo. El enclave representa un excepcional mirador de los islotes de Ses Margalides y los acantilados de Es Amunts. Merece la pena detener el coche y asomarse al acantilado. El camino desemboca finalmente en la carretera de Sant Antoni.

 

La magia de los almendros en flor en Santa Inés 3

 

Una vez allí, no puedes irte sin conocer algunos de los restaurantes locales que hay junto a la iglesia, ya sea para coger fuerza o para reponerla tras la caminata. En especial Can Cosmi, con probablemente la mejor tortilla de patatas de la isla, unas chuletas de cordero para morirse y unas ensaladas deliciosas, definitivamente merece la pena pasarse por este restaurante, aunque sea solo para tomar una cerveza fría después de un paseo.

¡Después de este plan de fin de semana estarás cargado de energía positiva!

Deja un comentario